Revista histórica

Revista histórica

Ubicación de la ciudad

 

Acre se encuentra al norte del Valle de la Costa denominado también Valle de Acre. Su límite al norte es el Moshav Bustan Hagalil y al sur se extiende hasta el Río Naaman.
Acre cuenta con una playa hermosa, que es el último punto norteño al cual llega la arena fina y suave del delta del Río Nilo.
 
La Ciudad Vieja de Acre, situada en una península, es una de las únicas ciudades mediterráneas cuyas murallas se conservaron casi intactas, excepto dos incursiones realizadas por los ingleses, usadas hoy en día para la entrada de vehículos.
 
La Ciudad Vieja de Acre es polifacética y está construída en varias capas que se conservaron casi en su totalidad.
 
Cuatro religiones establecieron su sede en la ciudad y dejaron su impronta en la misma: sinagogas de los judíos, las espléndidas iglesias en los barrios cristianos, las mezquitas potentes de los musulmanes y el Jardín del Sepulcro de Bahá'u'lláh, el fundador de la religión bahai y la Casa de Abbúd.
 
Acre se caracteriza por su clima templado durante la mayor parte del año y ofrece una playa espectacular, una marina y un puerto de pescadores. Es una ciudad impregnada de historia, en la cual las voces del pasado resuenan en cada callejuela y sobresale por su ambiente libre y romántico.
 
Los visitantes se sienten seguros en Acre gracias a las murallas que la rodean.

 

Sobre Acre

El nombre

El origen del nombre Acre, Akko en hebreo, es desconocido, pero no es semita. Los egipcios usaron el nombre Akko en el segundo milenio AC pero en la escritura jeroglífica se representó solamente con dos consonantes, por lo tanto se escribió CK y no sabemos como lo pronunciaban )en especial la última sílaba).
En las cartas Al-Amrana, escritas en el idioma acadio, la letra H representa los fonemas guturales en hebreo, por lo tanto el nombre puede escribirse también Hacre o Acre y si el nombre no se hubiese conservado, no lo identificaríamos con certeza con el nombre que aparece en la escritura jeroglífica. 
En sumerio el nombre se conservó como Akk.

Una antigua leyenda hebrea relata que el Gran Mar inundó al mundo y cuando llegó a la costa de Acre se paró, como indica el Libro de Job )capítulo 38, versículo 11):  "Llegarás hasta aquí y no pasarás" y la palabra aquí se convirtió en Acá y de ahí Akko en hebreo, Acre.


Resúmen histórico

En el siglo XV a.C, la antigua Acre aparece por primera vez en los textos de execración, en los que figuran las maldiciones de los reyes egipcios. Dichos textos fueron escritos sobre tablas o vasijas de cerámica que luego se rompían para realizar la maldición.
Acre es una de las ciudades que conquistó el faraón Tutmosis III.
 

 

El Período Israelita:
Acre forma parte del territorio de la tribu de Aser, pero se duda que dicha tribu la haya conquistado.

En el año 701 a.C fue una estación en la travesía de Senaquerib, Rey de Asiria, al norte.
En 333 a.c Alejandro Magno conquistó la ciudad y los griegos se asentaron en la misma.
En 261 a.C, el nombre antiguo de Acre fue reemplazado por Ptolemais en nombre del Rey egipcio Ptolomeo II Filadelfo.


El Período Asmoneo´
Acre es una ciudad extranjera y hostil a los judíos.

 

El Período Romano

Es una ciudad importante, con población mixta pero aún hostil durante la Gran Revuelta Judía.
Entre los años 66 y 68 d.C, dos mil habitantes judíos son asesinados. Acre se convierte en la ciudad de contacto entre los romanos y el occidente, concentrando en ella las legiones que se preparan la represión de la revuelta.
 

 

El Período Bizantino
Es una ciudad mixta con población cristiana y su propio obispo. Es considerada una ciudad santa porque San Pablo visitó a las primeras comunidades cristianas en la misma.

 

El Antiguo Período Musulmán


En  el año 640 d.C es conquistada por los musulmanes.
 
En el siglo IX, Ibn Tilio renovó el Puerto de Acre. La ciudad cuenta con una comunidad judía floreciente
 

 

El Período Cruzado

En 1104 d.C la ciudad es conquistada por los cruzados y se convierte en una ciudad importante y un próspero centro de comercio.
 
En 1187 d.C Saladino conquista a Acre de los cruzados.
 
En 1191 d.C Ricardo Corazón de León la reconquista de los musulmanes.
 
En 1165 d.C, Maimonídes llegó a la Tierra de Israel y pasó por Acre.
 
 

 

 

 

El Período Musulmán Posterior
En 1291 d.C, Acre es conquistada por los mamelucos y retorna al dominio musulmán. La ciudad es abandonada y se convierte en una pequeña aldea sin importancia durante 400 años.

 

El Período Otomano

En 1743 d.C, el Rabino Moshe Luzzato, el Ramhal, se asienta en Acre.
 
En 1750 d.C. Dahar El Omar, un gobernador beduino que se rebeló contra el dominio turco y ocupó toda la Galilea, se estableció en Acre. El Omar fortaleció la ciudad, construyendo una muralla, y renovó su puerto.
 
En 1775 d.C un oficial turco, Ahmed El Jazzer atrapa a Dahar El-Omar, lo ejecutó y se nominó como gobernador de la zona en su lugar. El Jazzer reforzó las murallas y transformó a Acre en una ciudad fuerte, asimismo construyó su acueducto.
 
En 1779, Napoleón sometió a la ciudad a un sitio.

 


En 1804, luego de la muerte de El Jazzer, su sucesor, Suleiman Basha, continúa construyendo a Acre y renueva su acueducto. Basha fallece en 1819.
Entre 1819 y 1831, Abdallah Ben Ali Basha ejecuta a Haim Parhi.
En 1831, Ibrahim Ben Muhamad Ali Basha conquista a la Tierra de Israel al frente de una fuerza egipcia, se establece en Acre y se expande hacia el este.
Entre 1840 y 1918, una flota conjunta de Inglaterra, Turquía y Austria bombardea a Acre. Ibrahim Basha huye de la ciudad.
Entre 1840 y 1919 Acre fue la capital de la región norte de la Tierra de Israel en el Imperio Turco.
 


 

El Período Británico



En 1918, la Tierra de Israel es conquistada por los británicos, que se establecen en Haifa.
La importancia de Acre como ciudad portuaria disminuye.
 
En 1948 Israel conquista a Acre.
 

Volver arriba