Hamam al- Basha

Hamam al- Basha

El Ultimo Bañero


"Entre todas las ciudades a lo largo de la costa siria – desde Antioquía hasta Gaza – las crónicas de ninguna ciudad no están tan plenas de acontecimientos como Acre y ninguna otra ciudad impacta tan directamente al destino del país entero como ellas"
 (Laurence Oliphant, 1882)

 

 

"Hamam al-Basha" fue construído al final del siglo XVIII por el Gobernador de Acre, Jazzar Pasha- Al principio se llamó "Hamam al-Jadid" (el nuevo Hamam), pero su nombre fue posteriormente cambiado a Hamam al-Basha (el hamam de Pasha), en honor a el-Jazzar. La construcción del baño turco fue parte de la transformación de Acre durante el período cruzado de una pequeña aldea de pesca )en primer lugar en manos de al-Jazzar Pasa) a una ciudad portuaria bulliciosa y un centro importante de construcción y comercio. Durante su reino,  el-Jazzar se esforzó para promover a la ciudad en muchas y variadas maneras. Entre sus logros caben mencionar el acueducto que conducía el agua de los manantiales a la ciudad, el rompeolas para el anclaje seguro en el puerto y grandes edificios como el Jan  el-Umdan –  la mezquita mayor de Acre – el palacio lujoso y por supuesto, el baño turco.

 

 

El Hamam contiene tres secciones principales:

El vestuario de verano – esta es la primera sala a la que se entra del patio. Aquí los visitantes del Hamam se desvestían, dejaban su ropa, se envolvían en toallas especiales, calzaban las sandalias del Hamam y entraban para obtener los varios tratamientos. Luego del baño y los tratamientos, retornaba aquí para descansar y relajarse.

Las cuatro salas intermedias, que se encuentran entre la sala fría y la sala caliente, las salas tibias, servirán como salas de tratamientos y actividades (desde tratamientos cosméticos, curas y masajes, despedidas de solteros y sesiones de preparación para partos).

La sala caliente – la sala caliente es el centro del hamam – la sala de vapor, que incluía una piscina de agua caliente y una sauna. Los tratamientos consistían en fregados, enjabonamiento y masajes del cuerpo y el alma. Las salas pequeñas que rodean la plataforma servían para tratamientos individuales para los pudientes y privilegiados.
Durante 150 años, desde su fundación hasta la Guerra de Independencia en 1948, el  Hamam sirvió como un bañero activo. Además de su función religiosa para cumplir con el mandamiento de purificación previo al rezo, el hamam satisfacía varias funciones importantes de todas las facetas de la vida en la ciudad otomana. El baño servía como sitio de encuentros sociales, descanso, entretenimiento y celebraciones. Aquí se encontraban los médicos y los peluqueros y era también la casa de lujo para los ricos de la ciudad. En otras palabras, aquí se llevaba a cabo toda la acción y se debatían los últimos eventos, tanto acontecimientos históricos importantes como el último comadreo.

 

La Historia del Ultimo Bañero

La Historia del Ultimo Bañero presenta un enfoque novedoso para describir un capítulo de la historia de Acre, el período otomano.
En lugar de museo etnográfico o histórico, elegimos presentar los eventos de este período infundiendo una nueva vida al hamam y participando al visitante en los acontecimientos que tuvieron lugar entre sus paredes.
Hemos creado un marco narrativo basado en personajes de ficción y una dinastía imaginaria de bañeros que probablemente se ocuparon del hamam desde su inauguración hasta su cierre. Un encuentro imaginario con las cinco generaciones de bañeros se realiza en presencia del visitante, ofreciéndole una "oportunidad sin igual" en la que se exponen los relatos y el comadreo del hamam o dicho de otra manera, "la historia de Acre durante el período otomano" vista por los ojos de la familia Awad, en que la función del bañero principal del hamam al-Basha hamam fue heredada de padre a hijo a través de las generaciones.
 


La experiencia incluye elementos visuales estáticos y dinámicos junto a una banda sonora que describe el papel del hamam en Acre en aquel tiempo. Las ilustraciones de la artista

Tanya Slotzky muestran a Acre durante el período otomano, la vida cotidiana, los eventos históricos y la experiencia del hamam. Los personajes esculpidos presentados en las salas ilustran las actividades típicas del hamam. Los bañeros que cumplían con las varias funciones y el público que se bañaba y pasaba su tiempo aquí. La culminación de la experiencia es la sala caliente. Los visitantes entran a una sala llena de vapor y "se encuentran" con el último bañero en acción. Haj Bashir frota, masajea, golpea y enjabona a los clientes, mientras que relata a los visitantes historias, hechos, información y comadreo sobre el trabajo del hamam y su objetivo en la vida de la comunidad, al mismo tiempo mostrando los eventos históricos que formaron a Acre en aquel tiempo.
La estructura arquitectónica del hamam y los espacios imponentes son destacados mediante iluminación dramática y se convirtió en una parte integral de la historia.

Los invitamos a visitar el hamam en la forma que era durante su apogeo, para encontrarse con la gente que formo su carácter, los bañeros y los hedonistas, y escuchar sus historias de Acre durante la gloria otomana.

Esta visita se ofrece en 8 idiomas: hebreo, árabe, inglés, alemán francés, español, italiano y ruso. Los visitantes reciben una guía electrónica en el idioma que deseen. Para estos efectos se requiere dejar un documento de identificación que será retornado al final de la visita.
 

 


Volver arriba
Mapa de la Ciudad Vieja de AcreMapa de la Ciudad Vieja de Acre en Google

שעות פתיחה

קיץ
ימים א-ה, שבת וחג:
18:00-9:00
ימי שישי וערבי חג:
17:00-9:00

חורף
ימים א-ה שבת וחג:
17:00-9:00
ימי שישי וערבי חג:
16:00-9:00

 

הקופה נסגרת שעה לפני סגירת האתר.